EL CIELO RESPONDE 

E-mail:  olguin_jorge@yahoo.com

VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL "EL CIELO RESPONDE"

 

SESIÓN   RADIAL   DEL   28/7/97

 

Médium: Jorge R. Olguín.
Interlocutor: Andrea Frigerio
Programa:  “100% Andrea”, en Radio del Plata
Entidad que se presentó a dialogar:  Tar,  de Orión IV.

 

Andrea:  Vamos a conversar con el profesor Jorge Olguín, que dice que hace contactos telepáticos con entidades extraterrestres y que puede enseñarnos a todos nosotros a mantener ese tipo de contactos. Buenos días, profesor Jorge Olguín.
Jorge Olguín: Buenos días. ¿Qué tal, cómo está usted?
Andrea: Bien.  Muy bien, por suerte. ¿Cómo es esto? ¿Todos podemos hacer contactos telepáticos con entidades extraterrestres?
Jorge Olguín: Es cuestión de poder desarrollar la mediumnidad, que todos tenemos incorporada. Hay personas que por descreimiento o por desconfianza no desarrollan ese Don Divino.
Andrea: ¿Qué es la mediumnidad?
Jorge Olguín: La mediumnidad es la facultad que nos permite desarrollar una percepción psíquica para poder comunicarnos telepáticamente, no solamente con entidades extraterrestres, sino con cualquier ser desencarnado.
Andrea: ¿Qué son seres desencarnados?
Jorge Olguín: La teoría de la reencarnación dice que no existe la muerte, sino una transmutación. Al morir, dejamos nuestro plano vibracional físico y pasamos a un plano vibracional superior, que es el que se conoce comúnmente como  “el mundo de los espíritus”.
Andrea: ¿Y usted mantiene contacto con los seres desencarnados y con los extraterrestres?
Jorge Olguín: Necesito aclarar que la comunicación con los extraterrestres no se efectúa con su parte física, sino con su parte espiritual. La mayoría de las veces nos dan mensajes de amor, mensajes positivos.
Andrea: ¿Cómo se hace esa mediumnidad?
Jorge Olguín: Hay una preparación previa, donde la persona a contactarse se armoniza física y mentalmente. Luego se entra en una especie de trance, proyectando amor en forma impersonal y finalmente se hace una inspiración, visualizando una luz radiante. Se “intenciona” que se presente el espíritu y, automáticamente la entidad se presenta y
habla utilizando la voz del médium. Nosotros pasamos a ser el “receptáculo”. 

Andrea: ¿Generalmente qué le dicen?
Jorge Olguín: Que la mayoría de los mensajes populares carecen de veracidad.  Que no va a haber un Juicio Final, sino una Gran Comunión con  Dios, porque si hay Misericordia Divina no puede haber fuego eterno.
La mayoría de los mensajes son desalentadores. Predicen catástrofes planetarias, terremotos, inundaciones o guerras totales. 
No va a ser así. Va a haber un gran cambio, es verdad. Pero va a ser un cambio de conciencia en el espíritu humano. Sucede que todavía falta bastante para esto,  porque no entendemos que nuestro mundo es finito y lo estamos depredando. Tenemos que entender que la Tierra es un organismo vivo. No destruyamos ese organismo. Depende de nosotros evitar ese final que anuncian esas profecías apocalípticas.
Andrea: ¿Cuándo  fue la última vez que se contactó con una entidad extraterrestre?
Jorge Olguín: Me comunico en forma periódica, en las sesiones que organizamos con el grupo espiritual. Las sesiones constan de una primera parte, donde se realiza una conferencia sobre un tema a tratar, y una segunda parte, donde se efectúa el contacto telepático. En las conferencias explico que no somos el único mundo habitado del universo.
Andrea: ¿Hay otros mundos habitados en el universo?
Jorge Olguín:  Sí, pero esto no lo afirmo solamente porque me fue dictado en los mensajes, sino guiado por el sentido común. Calculemos que solamente en nuestra galaxia hay trescientos mil millones de soles. Supongamos que haya vida en un porcentaje bajísimo, de un mundo por cada millón de sistemas estelares. Nos quedaría una cifra de trescientos mil planetas habitados en la galaxia. Además, hay miles de millones de galaxias como la nuestra en el universo.
Si Dios es la suprema sabiduría, no va a crear un universo infinito para que solo haya vida en un minúsculo planeta.
Andrea: ¿Podría entrar en trance ahora? ¿Cómo lo haría?
Jorge Olguín: Hay que envolverse primero en Amor, armonizarse e “intencionar” para que la entidad se comunique.
Andrea: ¿Lo hacemos?
Jorge Olguín: Sí, escuchen atentos y la entidad transmitirá el mensaje.
Andrea: Lo escuchamos entonces.

Tar: Me dirijo a ustedes, no solamente para darles todas mis bendiciones, sino para que sepan que la raza humana tiene una gran misión. Es la misión de hermanarse, es la misión de estar en contacto unos con otros y, por sobre todas las cosas, de tener una vocación de Servicio. No piensen que el servicio es solamente dar ayuda material a un semejante, porque no todos lo pueden hacer. El servicio es brindar su tiempo, brindarse como ser humano,  dar ese amor impersonal que todos los seres vivos tenemos, no solamente en el planeta Tierra, sino en todos los planetas del universo conocido.
Ese servicio va a hacer que toda la vida cotidiana sea mejor, tanto para las personas que lo presten, como para aquellos que reciban el mismo. Por sobre todas las cosas, lo que hay que brindar es ese amor impersonal, desinteresado, para poder lograr que toda la raza se eleve de vibración.
En este momento hay mucho egoísmo, hay un caudal de ego tremendo. La gente está susceptible, se ofende, se encierra en sí misma. Cada uno piensa solamente en su dolor y no piensa en el dolor del otro.
Como dijo hace dos milenios atrás mi hermano espiritual, el Maestro Jesús: -“Amáos los unos a los otros”.  Eso se logra cuando no se tiene ego en absoluto.
Ese es el mensaje. Mi nombre es Tar, soy de Orión IV y los saludo,  dejándolos en la compañía de mi receptáculo.

Andrea: ¿Ahora se comunica de nuevo Jorge Olguín?
Jorge Olguín: Sí. La entidad que se comunicó recién es un espíritu milenario y no es la primera vez que la recibo. En la Tierra fue conocido como Thot (Hermes Trimegisto). Es una entidad de otro sistema estelar y, como habrán observado,  da mensajes de amor. Espero que todos los oyentes tomen conciencia de que el Amor es el único camino hacia la hermandad global.
Andrea: Muchísimas gracias,  profesor Jorge Olguín.
Jorge Olguín: Para mí ha sido un gusto y lo principal es dejarles un mensaje de amor de un ser humano hacia otro ser humano. Siempre pensamos en nuestros problemas y muy pocas veces en los problemas del otro. Amar no es necesitar, amar es dar.  Comencemos a amar.  Gracias.

Pagina siguiente